El proyecto fotográfico Noctámbulo está formado por aquellos espacios donde pasan cosas todos los días. Espacios que se transforman continuamente, que se ven emplazados por gente que ni siquiera se percata del lugar, gente que sumergida en la cotidianidad se vuelve inconsciente de su entorno.

Es en la noche cuando toda esta actividad se retrae y estos espacios desolados cobran vida propia. Por un lapso limitado de tiempo se vuelven perfectos, meticulosamente ordenados, armónicos, y gracias a la luz propia que contienen, logran yuxtaponerse al ambiente que los rodea.

Esta serie es acerca del viaje, del recorrido, de la búsqueda constante de esos espacios perfectos que parecen estar perdidos en la noche, desolados y hasta olvidados. Estos paisajes hablan de una obsesión con el tiempo y el espacio, con la armonía y la composición, con el abandono y la soledad. Con la luz que aparece y desaparece en estos lugares todos los días.

 
Melvin Lara